Cosas que no deben faltar en tu primer departamento de soltera

Si estás a punto de mudarte a tu primer departamento, seguramente ya tienes listas todas las cosas que te vas a llevar y que consideras básicas para sobrevivir en tu nueva etapa. Pero ¿ya revisaste bien? tal vez te falten algunas que creas o no, usarás a diario; por ejemplo, ¿tienes batería de cocina?, ¿aspiradora?, ¿artículos de limpieza?, ¿caja de herramientas?

departamento de soltera
Te compartimos una lista de lo que no puedes dejar de llevarte:

  • Licuadora
  • Juego de cuchillos
  • Sartén
  • Bote de basura
  • Cubiertos
  • Recipientes de plástico
  • Batería de cocina. Tip: dile a tu mamá que te regale una, ella sabrá comprar la mejor
  • Guantes: los usarás para cada actividad de limpieza que realices
  • Abrelatas
  • Vasos y platos: un juego que te sirva para diario y otro que esté destinado a ocasiones especiales.
  • Ralladores
  • Tijeras: las vas a necesitar siempre
  • Espejos: no sólo el de tu cuarto, incluye más en otros lugares del departamento
  • Cobijas extras
  • Canasto para ropa sucia
  • Caja de herramienta: una casa siempre necesita mantenimiento, es importante, que tengas lo básico para reparar imperfecciones simples
  • Tapetes
  • Botiquín: nunca faltan los pequeños accidentes, asegúrate de tener alcohol, vendas y medicinas.
  • Ganchos
  • Tina de plástico: te servirá para lavar, almacenar agua y te sacará de varios apuros
  • Insecticida
  • Focos: no te quedes a oscuras, procura tener repuestos para cuando se fundan
  • Maletas
  • Aspiradora: tengas alfombra o no, siempre es útil para limpiar pisos, rincones, sillones y cortinas
  • Hilos y agujas: Es importante tenerlos, aunque no seas la mejor cosiendo

Estás a punto de dar un paso muy importante en tu vida, acércate a amigas que ya se hayan independizado, ellas sabrán darte tips de mudanza y primeros días en tu departamento. Tus padres también sabrán aconsejarte y apoyarte en lo que necesites.

No olvides incluir en tus maletas, los artículos de nuestra lista anterior y prepárate para vivir una de tus mejores etapas.

Lo que descubres cuando decides vivir sola

Dicen que si tus sueños y metas no te emocionan y al mismo tiempo te dan miedo no son lo suficientemente grandes, una de esas decisiones que definitivamente te cambia la vida es independizarte. Dejar atrás a tu familia, a tus amigos, la comida de tu mamá, bañarse con agua calientita en las mañanas y todas las comodidades que implican vivir con tus papás es difícil, pero no imposible.

Ya sea porque vas a estudiar o porque estás en busca de nuevas oportunidades laborales, mudarse a una ciudad diferente a la tuya y vivir sola pueden ser toda una aventura. A varios de nosotros nos hubiera gustado que alguien nos platicara del montón de cambios que venían una vez subidos a este barco, por eso hemos hecho una lista de algunas cosas que descubres una vez que te encuentras en ese divertido y tambaleante proceso.

  • La comida rápida o empaquetada no es comida: La primera semana, e incluso tal vez el primer mes sentirás que está increíble comer todos los días en restaurantes o comprar fast food pero la realidad es que, dependiendo de tus ingresos, tendrás que ajustarte a preparar comida en casa, si no sabes cocinar probablemente al principio tus platillos diarios serán huevos, cereal y sándwiches. Comenzarás a extrañar la sazón de tu mamá y esto te obligará a aprender que preparar un delicioso arroz o un caldo de pollo es de lo más sencillo en la vida.
  • Eres más fuerte y madura de lo que creías: Viviendo sola describirás una, o muchas, versiones de ti que no conocías y que incluso creías que no existían. Evidentemente pasarás por momentos de nostalgia, extrañar a tu familia y amigos es de lo más normal, pero será justo en esos momentos donde descubrirás que eres más fuerte que todo lo que puede ponerte triste, el chiste es nunca perder el objetivo principal que te hizo emprender la aventura.
  • La gente no siempre es amigable: No hace falta vivir lejos de tu casa para saber que no siempre la gente tiene una sonrisa para ti, pero justo en esos momentos en los que te sientes vulnerable y tienes que enfrentarte a las multitudes en la hora pico del metro, gente desesperada por pasar a como dé lugar en la calle o encargados de tienda un poco amargaditos, pueden representar una bomba de tiempo con el poder de hacerte explotar, entonces comenzarás a valorar el poder llegar a tu depa y disfrutar de esa tranquilidad para ti solita.
  • Aprender a ahorrar puede salvarte la vida, literal: Si toda tu vida has tenido el hábito de ahorrar puede ser que al principio te resulte bastante fácil organizar tus finanzas y sientas que lo tienes todo bajo control, creerás que eso del arsenal de latas de atún para poder llegar a la quincena son cuentos chinos, pero en algún momento descubrirás que no. Cuando tenemos tan desarrollada esa habilidad ahorrativa puede resultar un problema distinguir entre la cantidad que necesitamos para salir a flote con los gastos y la necesidad de pantalones nuevos. Con el tiempo aprenderás que los gustos innecesarios pueden esperar, aunque esos gustos estén en descuento.
  • Estar sola puede ser difícil: Si hablar de la soledad es todo un tema, aprender a vivirla es aun máaaaaas complicado, pero aprender a estar sola y no depender de nadie es súper importante porque te abrirá las puertas de la madurez y las relaciones saludables de cualquier tipo. Sentirse bien con una misma es la clave para estar bien con los demás. Vivir sola implica, por añadidura, aprender a estar contigo misma, disfrutar de tu tiempo y disfruta el momento, después de esto, lo demás será lo de menos.

mujer fuerte

Si, ser independiente no siempre es sencillo, algunas veces incluso te darán ganas de agarrar tus cosas y regresar a tu casa o dudarás si lo que hiciste es realmente lo correcto, pero si hay algo que he aprendido es que todos los cambios son buenos y de una u otra forma te forjan y ayudan a crecer. Vivir sola es también experimentar la libertad que a lo mejor no has tenido; irte de fiesta, llegar muy tarde o hacerte ese tatuaje que siempre has querido. No perder la actitud positiva y aprender a fluir es importante para que todo sea más llevadero durante este proceso en el que, seguramente, conocerás a mucha gente increíble y diferente que enriquecerá tu experiencia.