Ninguna bebida o alimento es el causante del sobrepeso, son los hábitos

bebidas obesidad - Ninguna bebida o alimento es el causante del sobrepeso, son los hábitos

Uno de los grandes errores en los que “caemos fácilmente” es  creer que un alimento o bebida en sí misma, es la causante del sobrepeso y obesidad que impera en México.

Sin duda,  las estadísticas son alarmantes. De acuerdo con la Facultad de Nutrición de la UPAEP 7 de cada 10 adultos viven con sobrepeso y obesidad; en el caso de los niños, 4 de cada 10 tienen sobrepeso.

Y es que tal pareciera que todo está diseñado para que la gente suba de peso. Nos movemos poco, debido al ritmo de trabajo que tenemos, vivimos con estrés, comemos la mayor parte de las veces en nuestro mismo lugar de trabajo y elegimos cosas rápidas, grasosas y poco saludables.

Esto, como es de esperarse, detona un sobrepeso excesivo en la sociedad, debido a que el estrés constante eleva el cortisol en nuestro cuerpo, lo que nos hace comer de más por ansiedad; luego nos sentimos lentos, abotargados y cansados y no queremos hacer ninguna actividad física.

Si te das cuenta, esto no es producto de que comas (por ejemplo), mucha tortilla; el maíz en sí no es dañino; son los excesos, las combinaciones y la frecuencia.

Lo mismo ocurre con otro tipo de alimentos y bebidas como los refrescos, que si bien es importante ponerles atención y consumir conscientemente, tampoco son los responsables al 100% de generarte un aumento de peso.  No se trata de CULPAR, pero sí de hacernos responsables de los hábitos que tenemos.

El justo balance

Y es que tener un estilo de vida saludable no es sinónimo de restricción o dejar de comer lo que te gusta, se trata de elegir conscientemente los alimentos y bebidas que llevas a tu  boca todos los días.

Nadie, ni siquiera un health coach, nutriólogo o médico es capaz de comer siempre 100% saludable, ¿por qué? No es falta de voluntad o convicción. Somos seres humanos y de vez en cuando está bien probar cosas distintas que no afecten nuestra salud, peso, ni estilo de vida.

Por ello, es importante que identifiques que lo más importante es tener una alimentación balanceada. Consumir todos los días agua natural, vegetales, frutas, proteína vegetal y animal baja en grasa; tener una rutina de ejercicio y sobre todo enfocarte en tu presente.