Un documental que nace a partir de un trágico hecho, la muerte de Dee Dee Blanchard, quien tenía un hija visiblemente discapacitada de nombre Gipsy, a manos de un loco que le llenó el cuerpo entero de puñaladas.

Sin embargo, no todo es lo que parece, Gipsy tenía un largo historial de enfermedad, parálisis parcial, se alimentaba con un tubo y no podía hacer casi ninguna cosa por sí misma; o eso era lo que le decía su mamá.

 

Vivimos una época donde lo normal es salir a trabajar y abandonar a los hijos en las guarderías, dejarlos al cuidado de alguien más y alejarnos; pero, ¿qué pasaría si hiciéramos todo lo contrario? Es decir quedarnos con ellos y asumir que son nuestra propiedad a tal grado de lastimarlos de manera intencional. Aquí es donde aparece el Síndrome de Munchausen por poderes que básicamente es maltratar al niño para luego poder cuidarlo o crearle síntomas de enfermedades que no tiene; ya que cuidarlo le provoca al perpetrador un sensación de calma y bienestar.

 

El documental aborda una idea esencialmente que se puede leer entre líneas: ¿Existe justificación del asesinato de Dee Dee? Gipsy pudo haberla matado como una forma de escape pero en vez de eso buscó quién lo hiciera, aunque se contradice cuando afirma que no quería que muriera.

 

Gipsy vivía afectada por el reino de la fantasía, para ella todo era una película de disney, específicamente Rapunzel; una princesa atrapada con su terrible madre que debía caerse de la torre y morir en algún momento como parte del destino de la princesa Gipsy.

 

La pregunta fundamental después de que fuera encerrada es si se sentía arrepentida, si debía dársele la pena máxima por haber cometido fratricidio o si debían dejarla libre porque ya había vivido la mayoría de su vida en reclusión; aunque curiosamente la cárcel era una suerte de libertad para Gipsy. Ahora queda una incógnita: ¿Qué va a hacer cuando la liberen? 20 años recluída con su madre y medicada hasta el punto de peresentar síntomas de cáncer y 10 años en prisión. El documental es altamente recomendable, trae varios puntos de vista y una entrevista con Gipsy que dejan ver su personalidad y visión del mundo claramente, por eso es altamente recomendable.