Mantenimiento y limpieza de cortinas de cristal

cortinas de cristal - Mantenimiento y limpieza de cortinas de cristal

Si te has decidido a instalar en tu porche unas cortinas de cristal que te mantengan calentito este invierno, no debes olvidarte de emplear unas técnicas adecuadas para su limpieza y mantenimiento (para más información sobre la instalación, te dejamos este enlace: www.l5sl.com).

Elegir la instalación de unas cortinas para tus cerramientos de terrazas sin duda es un acierto. Estas ofrecen una vida útil muy duradera y además su resistencia permite mantener la calidad a pesar de las inclemencias del tiempo.

Sin embargo, no podemos olvidarnos de su mantenimiento y una adecuada limpieza para mantenerlas en el mejor estado posible.

Para ello, en este artículo vamos a mostrar una serie de pasos e instrucciones a seguir si queremos mantener nuestras cortinas con el mejor estado y aspecto.

Eliminar residuos en los rincones de las cortinas de cristal

Es en la parte inferior de estas instalaciones donde se acumulan más residuos y polvo. Es por ello que debemos prestar especial atención a estas zonas para mantenerlas en el mejor estado y adecuadamente limpias.

Debemos repasar su limpieza cada cierto tiempo. Con ello evitaremos que la acumulación de sustancias y materiales entorpezcan el funcionamiento estos sistemas.

Lubrica los rodamientos

Los rodamientos de las cortinas de cristal se deben lubricar a menudo. Esta lubricación se realizará con un spray de silicona, material que es sencillo encontrar en cualquier tienda de bricolaje.

Es importante seguir este consejo, puesto que la lubricación a través de otro tipo de material podría resultar perjudicial para nuestras cortinas.

¿Cómo limpiar los cristales?

Se deben limpiar adecuadamente los cierres de cristal para que puedan cumplir su función de dejar pasar la luz. Además, el cerramiento debe tener una adecuada limpieza para que nos pueda aislar del exterior.

Para mantener una buena estética es necesaria la limpieza de los cristales. Así se mantendrán limpios y relucientes.

A través de una toalla de microfibra y un poco de agua podremos conservar los acristalamientos en el mejor estado. También podemos optar por aplicar un producto limpiacristales utilizadas en el resto de cristales de la vivienda.

Es importante advertir que no se pueden utilizar materiales abrasivos u otros productos que no sean recomendables para superficies de cristal. El uso de materiales inadecuados podría ocasionar daños importantes en nuestras cortinas de cristal.