Descubre cómo afectan los sismos a los niños

Cómo afectan los sismos a los niños

El sismo del 19 de septiembre en México provocó desafortunadamente cientos de decesos, ocasionó numerosos daños materiales, y afectó sicológicamente a varias personas, entre ellas niños, aunque es probable que no todos saben cómo identificar las reacciones de las afectaciones.

Save The Children, una de las fundaciones de ayuda enfocadas a niños más reconocidas internacionalmente, publicó una serie de signos que ayudan a saber sí un niño muestra reacciones de haber sido afectado sicológicamente por los recientes temblores.

En realidad, se trata de información que se aplica para cualquier emergencia, sin embargo, esta ocasión le dieron especial énfasis por el sismo.

Esta organización no gubernamental (ONG) publicó signos de afectaciones por sismos en niños, de acuerdo con las edades de estos.

Así encontramos que entre las reacciones más comunes se encuentran:

  • Signos de miedo de que vuelva a ocurrir un evento así
  • Preocupación de que sus seres queridos o ellos mismos puedan resultar heridos o ser separados.
  • Reacciones al ver la destrucción de su entorno, por ejemplo, edificios caídos
  • Reacciones ante la separación de sus padres, madres y hermanos en caso de que esto sea necesario
  • Alteraciones al momento de dormir

Las reacciones más comunes en niños menores de 3 años son las siguientes indica este grupo de ayuda a niños en México:

  • Se aferran más a sus papás y mamás
  • Regresión al comportamiento de un niño de menos edad (más pequeño)
  • Cambios en sus ciclos de sueño y hábitos alimenticios
  • Episodios de llanto e irritabilidad
  • Sienten temor de cosas que antes no les asustaban
  • Falta de concentración e hiperactividad
  • Cambios en su manera de jugar, por ejemplo, no tener ganas de hacerlo o realizarlo por períodos cortos y con juegos repetitivos
  • Su forma de jugar se ha vuelto más agresiva y violenta
  • Más exigentes y berrinchudos que antes

Entre menores de 4 a 6 años estas son las reacciones más presentes en niños después de un sismo:

  • Aferrarse a sus padres papás, mamás o incluso a otros adultos.
  • Regresión al comportamiento de niños más pequeños; chuparse el dedo pulgar es ejemplo de ello
  • Permanecer en silencio, dejar de hablar
  • Presentar signos de hiperactividad o lo contrario, estar muy inactivo
  • Perder el interés por jugar
  • Temor y angustia de que ocurrirán cosas malas
  • Afectaciones del sueño, incluso presencia de pesadillas
  • Modificaciones en sus hábitos de comida
  • Estar confundidos
  • Dificultad para concentrarse

Finalmente, los niños de 7 a 12 años presentan estas reacciones después de situaciones de riesgo:

  • Modificación en su nivel de actividad física.
  • Se comportan de manera confusa
  • Reducen y hasta evitan los contactos sociales
  • Platican de manera constante sobre el suceso
  • Pierden las ganas de asistir a la escuela.
  • Comunican y afirman sentir temor
  • Su memoria, concentración y atención tiene un impacto negativo
  • Tienen alteraciones en su sueño y apetito
  • Se manifiestan inquietos, agresivos e irritables
  • Malestares somáticos (síntomas físicos relacionados al estrés emocional).
  • Preocupación por personas afectadas como amigos u otros familiares
  • Externan sentimientos de culpabilidad o se reprochan a si, mismos

Si tu percibes alguna de estas reacciones en tus hijos o familiares pequeños, trata de buscar apoyo, incluso si conoces algunas fundaciones de apoyo a niños puedes acercarte a ellas y solicitar más información.